<< Ver Todas las Noticias

#Volver a Boedo. San Lorenzo tiene todo para volver. Sólo le falta la cancha!!!!

La gente en la calle gritando, llorando, riendo, prometiendo, agradeciendo. El pueblo azulgrana vuelve a reir.

Loco, pero mientras en una parte del planeta a un pueblo azulgrana le toca vivir el peor momento de su vida, del otro lado del mundo a otro por el contrario le toca empezar a reir nuevamente.

La Legislatura porteña aprobó la Ley de Rezonificación para que San Lorenzo pueda construir un nuevo estadio en Boedo.

La zona del predio de Avenida La Plata al 1700 pasó de categoría E a categoría U y podrá levantar un nuevo hogar donde se erigía el Viejo Gasómetro.

En un día histórico para los de Boedo, los diarios más importantes de Argentina decían lo siguiente:

Infobae

La Legislatura Porteña dio el paso decisivo para el sueño de San Lorenzo de volver a tener su estadio en Boedo: aprobó la Ley de Rezonificación del predio de Avenida La Plata 1700, donde se erigía el Viejo Gasómetro y que el club recuperó.

El CASLA necesitaba que la zona, que hasta hace pocos momentos poseía la categoría E, pasó a llevar la categoría U, que permite la construcción de un nuevo templo en el corazón del sentimiento azulgrana.

La Ley ya había sido aprobada en primera lectura en noviembre de 2020 (por 57 votos a favor y una abstención) y posteriormente se desarrollaron las audiencias públicas, en las que vecinos, interesados, hinchas y personalidades de distintos ámbitos expusieron los pro y las contras del proyecto.

El 90% de quienes participaron de las mismas se mostró a favor de la construcción del nuevo estadio.

El proyecto también contempla la edificación de escuelas, un centro cultural, más iluminación en la zona y más seguridad.

El 1° de julio, Felipe Miguel, jefe de Gabinete de la Ciudad de Buenos Aires, firmó el Convenio Urbanístico, en compañía de Horacio Arreceygor, presidente en ejercicio de la institución, y Miguel Mastrosimone, secretario. Inmediatamente, el Convenio fue certificado y remitido a la Comisión de Planeamiento Urbano de la Legislatura porteña para darle paso a una segunda lectura de la Ley.

El Convenio marca que, lograda la rezonificación, el predio de Avenida La Plata modificará sensiblemente el valor del suelo, impactando positivamente en el patrimonio del club. Al mismo tiempo, subraya la “contraprestación” que San Lorenzo brindará por la chance de volver a casa, como la citada construcción de los centros educativos.

El camino del Ciclón de regreso a su hogar se inició el mismísimo 2 de diciembre de 1979, día en el que los Cuervos igualaron 0-0 ante Boca y el Gasómetro abrió sus puertas por última vez. Desde entonces, más allá de la gloria cosechada en el Bajo Flores (donde San Lorenzo ganó por primera vez en su historia la Copa Libertadores), los fanáticos se movilizaron para volver a su hogar, protagonizando una lucha encomiable, una oda a la identidad.

En 2008, a través de la Ley de Reparación Histórica, la institución recuperó 4.500 metros cuadrados. Allí, testimonio de ese primer gran triunfo, se levanta el polideportivo Roberto Pando, el gimnasio donde el equipo de básquet oficia de local. Pero el trabajo, silencioso, apasionado, siguió, con la adquisición de propiedades aledañas a la sede y el sueño mayor: la búsqueda de la restitución del predio que ocupaba el hipermercado.

La Ley de Restitución Histórica fue impulsada por la Subcomisión del Hincha, con Adolfo Res a la cabeza, y su tenacidad fue creciendo con las marchas. El 8 de marzo de 2012 fueron 110.000 los Cuervos que se reunieron en Plaza de Mayo para reclamar sus tierras. La gestión que encabezaban Matías Lammens y Marcelo Tinelli consiguió el empujón decisivo: el 15 de noviembre de 2012 salió la Ley. El club abonó en cuotas la recompra del terreno con el esfuerzo de socios e hinchas, que reunieron 110 millones de pesos adquiriendo metros cuadrados, para respaldar a la institución en la gesta.

Y el lunes 1° de 2019, el club, sus socios y sus simpatizantes tomaron posesión formal de los terrenos de Avenida La Plata, llave en mano. Lo hicieron con una movilización y una fiesta conmovedoras. Claro que, como repiten sus referentes a cada paso, la vuelta es “con estadio”. Y hacia allí van.

Ya en febrero de 2020, el Ciclón contrató a la empresa española IDOM para diseñar el masterplan para la vuelta a Boedo, que incluyera un estadio sustentable, alineado con los máximos parámetros de la FIFA, y la medición del impacto positivo de su articulación con el barrio en términos educativos, sociales, culturales y comerciales. IDOM, con sede en Bilbao, fue la encargada de la construcción del nuevo San Mamés (finalizado en 2015) y está a cargo de las refacciones en el Camp Nou del Barcelona.

La búsqueda de congeniar con el barrio y sus habitantes no resulta azaroso. El club apunta a un proyecto que incluya a los vecinos y vecinas, sean o no hinchas de la institución. Por ende, abrió un canal de comunicación virtual al que bautizó “San Lorenzo te escucha”, mediante el cual recogió sugerencias y dudas. Además, contrató a la firma internacional GEHL, con sede en Dinamarca, para coordinar 3.355 encuestas, 23 reuniones vía Zoom con la participación de 1.000 personas, encuentros con representantes del sector inmobiliario y comercial, y el contacto con los vecinos a través de las redes sociales y llamados telefónicos.

Todo ese periplo llevó al Ciclón desemboca en este jueves 5 de mayo donde terminó la etapa burocrática y ahora concentrarse de lleno en la reconstrucción de su templo. El club quedó habilitado a empezar con las obras. Los hinchas se autoconvocaron en las redes sociales para movilizarse a la Legislatura y estar presentes en este paso histórico: Perú y Diagonal Sur fue el punto de encuentro donde cientos de personas manifestaron su alegría ante la noticia.

Desde hace tiempo, San Lorenzo trabaja en la viabilidad económica del proyecto aunque, claro, el mismo se fue encareciendo por la inflación. Lo más importante es el análisis de las fuentes de ingresos, para que en el día a día no se vea afectada la tesorería por la construcción. La institución analiza diferentes variantes, como abrir un nuevo fideicomiso para las obras, anticipar la venta de abonos o intensificar la búsqueda de sponsoreo, incluso a partir del naming del estadio.

“Tuvimos cinco reuniones con grupos extranjeros, hay dos proyectos de inversión muy serios”, le dijo Mastrosimone al programa radial La Cicloneta. “Una vez que empecemos a ver obras en Avenida La Plata, no tengo dudas de que el proyecto caminará solo”, agregó. Uno de los fondos proviene de Qatar y sería el más interesado en ser parte de la gesta.

A partir de lo que se deduce del masterplan, apuntarán a que el estadio tenga capacidad para entre 45.000 y 50.000 espectadores, con una estructura que permita su uso para diferentes actividades, no sólo para albergar a los equipos de fútbol, ya sea en su rama masculina o femenina. El mismo, según aseguran desde Boedo, “cumplirá con la capacidad y las exigencias de Conmebol y FIFA para poder aspirar a ser anfitrión de encuentros decisivos de Copas –Libertadores o Sudamericana– y, por qué no, recibir a la selección argentina”.

El proyecto bosquejado busca “sacar lo mejor de ocho estadios del mundo”. Algunos de los escenarios de los que tomaron ideas o diseños son el estadio Azteca de México, el Wanda Metropolitano del Atlético Madrid o el San Mamés, construido precisamente por la empresa IDOM, la que está trabajando codo a codo con San Lorenzo (entre otras obras, también participa de las reformas en el Camp Nou del Barcelona).

Diario Clarin

La Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires aprobó la construcción del estadio de San Lorenzo en Boedo y los hinchas festejaron en las calles

El nuevo estadio estará en Avenida La Plata al 1700, donde hasta 1981 estuvo emplazado el histórico Gasómetro. Será para 45 mil personas y costaría más de 70 millones de dólares.

La Legislatura Porteña aprobó este jueves que San Lorenzo pueda construir su nuevo estadio en Avenida La Plata al 1700, en el barrio de Boedo, y los cientos de hinchas que se juntaron a frente al edificio gubernamental, festejaron un hecho trascendental para el club, tras años de lucha para conseguir la vuelta al histórico lugar donde estuvo emplazado el Viejo Gasómetro hasta 1981, cuando los terrenos fueron confiscados.

Los legisladores porteños aprobaron por 55 votos a favor y una abstención la Ley de Rezonificación por la cual San Lorenzo podrá construir un nuevo estadio, que incluirá un convenio con la Ciudad de Buenos Aires en el que se establecieron las contraprestaciones a favor del Estado en base a la modificación de la normativa, como la compensación monetaria que se destinará a la construcción de dos escuelas.

A partir de las 10 de la mañana, los hinchas azulgranas empezaron a llegar a las puertas del Palacio Legislativo y esperaron con tensión y emoción la votación que finalmente le permitirá a San Lorenzo cumplir con la soñada vuelta a Boedo.

El diputado de la Ciudad de Buenos Aires Eugenio Casielles consideró que la aprobación del proyecto de rezonificación del predio del club San Lorenzo “es muy buena para la sociedad”.

“La vuelta a Boedo es una restitución histórica, y hoy vemos un enorme acuerdo respecto de la importancia y el rol del club en el barrio”, agregó el legislador.

¿Ahora cómo sigue?

Con la aprobación de la Legislatura Porteña para construir un estadio en Avenida La Plata, la dirigencia de San Lorenzo tiene por delante dos grandes objetivos que no serán sencillos: ponerse de acuerdo con el Gobierno por los 8 mil metros restantes del predio que todavía le pertenece a la multinacional Carrefour, y conseguir los recursos económicos para llevar adelante la obra.

San Lorenzo proyecta un estadio para 45 mil personas que podría tener un costo superior a los 70 millones de dólares, y que esos fondos no saldrán de la economía diaria sino de una ingeniería económica a través de créditos internacionales, el aporte de sponsors y la venta anticipada de palcos y abonos.

Por ahora el comienzo de la obra no tiene fecha, pero se estima que no sería antes de 2022. Y el tiempo que demandará dependerá de los recursos que tenga el club para avanzar de manera ininterrumpida.

San Lorenzo viene trabajando intensamente desde hace años para poder volver a Boedo y la lucha entró en la última etapa: el aspecto económico también será duro de resolver.

“San Lorenzo está acostumbrado a estas locuras. Más que un estadio es un centro integral que le dará valor al barrio atendiendo las necesidades de los vecinos. Por eso le incorporamos a nuestro proyecto un montón de cosas que le sirvan a los vecinos y revaloricen el barrio”, destacó Marcelo Tinelli el 22 de febrero de este año, cuando se presentó el proyecto de la maqueta que realizó la firma española IDOM.

El “plan maestro” diseñado por el club de Boedo también plantea la habilitación de una serie de instalaciones vinculadas a servicios sociales, una dependencia policial y una de bomberos, así como la posibilidad de instalar más comercios, un museo, un hotel y hasta un cine.

La ley de rezonificación tuvo una aprobación inicial en noviembre del año pasado y se trató también en una audiencia pública en febrero último, la cual duró 10 días y tuvo la participación de más de 700 personas.